Consejos GLOBAL

Elegir sillas cómodas para tu oficina

¿Te has planteado alguna vez cómo elegir sillas cómodas para tu oficina? Tomar la decisión de comprar sillas para tu trabajo puede y debe ser tan importante como comprar un sofá o un colchón para tu casa, por ello, la silla que utilices hará que acabes tu jornada laboral con un dolor de espalda insufrible, o que por otro lado tan solo necesites un buen descanso si cuentas con una silla de oficina cómoda.

Más de un 33% de los trabajadores sufren dolores de espalda y sabemos que no siempre es fácil conseguir una buena postura, pero sí una silla de oficina cómoda, por ello hoy vamos a dedicar este post a enseñaros las claves para saber elegir sillas cómodas para tu trabajo.

Silla «Why» contacta con nosotros y pide presupuesto sin compromiso

5 claves de las sillas cómodas

En primer lugar: una buena base, es decir, unas ruedas que permitan un desplazamiento fácil y suave en sus cinco puntos de apoyo, teniendo en cuenta el tipo de rueda en función de suelo de nuestra oficina.

En segundo lugar: un asiento regulable a nuestra altura para que nuestra zona lumbar no sufra y no tengamos que forzar nuestros músculos. Ten en cuenta también que el tamaño sea suficientemente grande para que puedas sentarte de manera holgada y sin presión.

Silla estilo CAMI con respaldo rejilla y apoyo lumbar. Consíguela en nuestra TIENDA ONLINE

En tercer lugar: el respaldo en este caso es el número uno en la escala de prioridades para elegir una silla de oficina cómoda, ya que debe dar apoyo a la espalda y además ajustarse a ella, regulando su fijación y firmeza para no comprimir nuestra columna vertebral y asegurarnos a su vez de que tenga una altura que cubra la espalda al completo.

En cuarto lugar: para aliviar la tensión de la espalda y los brazos tras las largas horas de trabajo, no nos podemos olvidar de los reposabrazos y su importancia para que una silla sea cómoda. Estos deben estar a una altura que permitan la incorporación en la mesa y a una distancia que no compriman nuestro cuerpo, formando un ángulo de noventa grados y asegurándonos de que sean resistentes al apoyarnos.

Silla operativa VIGO disponible en nuestra TIENDA ONLINE

Pr último, elegir una silla hecha de materiales que favorezcan la transpiración y que sean fáciles de limpiar, mejorando la adaptación de la espalda y haciendo la silla más ligera, respetando siempre los principios ergonómicos.

Recuerda que las sillas cómodas no pueden hacer el trabajo por sí solas, es fundamental que mantengas una buena postura y unos hábitos correctos a la hora de sentarte. La silla debe adaptarse a ti y a tu cuerpo y debes encargarte de que esté en la posición perfecta cada vez que vayas a utilizarla, pero tú debes saber que ninguna silla es mágica y por tanto no hará todo el trabajo por ti.

Silla modelo ZOE disponible en nuestra TIENDA ONLINE