Consejos GLOBAL, Noticias

MAMPÁRAS DE OFICINA: Todo lo que necesitas saber

Las mamparas de oficina son elementos que permiten crear divisiones en espacios abiertos o diáfanos sin la necesidad de levantar muros. La principal función de estas mamparas divisorias es la de conseguir unas condiciones de privacidad determinadas en espacios abiertos. Estas necesidades pueden ser variables. Desde una separación completa de una parte de la oficina para la realización reuniones, a la utilización de biombos para que los trabajadores tengan su propio espacio y además evitar distracciones.

Mamparas de cristal instaladas en las oficinas de CATMAN NORTH en Lorca

Tipos de mampára de oficina

Mamparas transparentes: de cristal o de vidrio. Estas quizás son las más populares y conocidas, ya que cada vez es más frecuente encontrarlas en el equipamiento de oficinas, con el fin de convertir las estancias en lugares más amplios y transparentes. A la hora de la personalización, los vinilos impresos traslucidos o los vinilos de corte generan multitud de opciones.

Mamparas mixtas: Se trata de aquellas mamparas divisorias de oficina que combinan elementos transparentes, es decir de cristal, con otros que no lo son como madera. Con mayor frecuencia se trata de cristaleras a partir de media altura. Tienen mayor juego de acabados pues la madera puede elegirse en todos los colores y acabados que se desee.

Mamparas ciegas: Son aquellas mamparas o divisiones de oficina que ocultan completamente a la vista el contenido, se caracterizan por funcionar como un tabique o pared. Se utilizan para aislar espacio y mantenerlos privados. Normalmente se fabrican con tableros melaminados, aunque también se pueden encontrar en otros materiales. Permiten la elección de cualquier acabado y color, además de poder personalizarlas con vinilos de corte o impresos.

Biombos de oficina: Se usan en espacios de trabajo que se quieren mantener completamente abiertos. Con ellas se consigue la privacidad necesaria para el trabajador con la estructura más ligera y flexible. En función del material se pueden conseguir prestaciones como la absorción de sonido.

Ventajas de las mampáras de oficina

Reducción de costes. Son más rápidas de instalar que la principal alternativa, levantar tabiques. Esto permite incurrir en menos gastos de personal. Los materiales utilizados son menos, más económicos y permiten conseguir las mismas o mejores prestaciones.

Se trata de construcciones modulares que pueden ser desmontadas y llevadas a otro lugar. Los costes asociados a la adaptación en su nueva ubicación siempre serán mucho más reducidos que el de otras alternativas e incluso nulos. Además si las necesidades cambian es posible también modificar la distribución. Por ejemplo utilizando las mamparas para una oficina mayor tras fusionar dos espacios.

Mayor aprovechamiento de la luz natural, siempre y cuando se trate de mampara transparente o mixta.

Sensación de apertura hacia el cliente. La percepción de los clientes es la de un lugar abierto y transparente, y no la de un lugar donde hay cosas escondidas. Un ejemplo claro de una apuesta por esta sensación la encontramos en las oficinas bancarias, donde incluso la oficina del director puede verse completamente tras el cristal.

Gran variedad de diseños. En el caso de mamparas ciegas o mixtas donde se utilizan tableros melaminados las posibilidad de diseños son tantas como diseño de tableros, y son muchas. Para las mamparas de cristal la utilización de vinilos también aporta muchas opciones.